Cumplimiento de las Normas de Convivencia Escolar, combatientes de la mentira y el engaño, evitando el excesivo proteccionismo, autoritarismo y permisibilidad.

  Generadores del diálogo, el discernimiento y la deliberación como herramientas fundamentales para la convivencia social.

  Representantes de la libertad como valor fundamental en la toma de decisiones autónomas y responsables.

  Líderes dentro de la Comunidad Educativa promoviendo y facilitando el cumplimiento exitoso del Proyecto Educativo.

  Defensores de los valores que encierra la vida misma, de la necesaria participación en la vida pública para el fortalecimiento de comunidades solidarias.

  Partícipes permanentes de la vida colegial y extra colegial

  Dispuestos a impartir una formación basada en los principios fundamentales expresados en nuestra Misión, orientando al alumno hacia su pleno desarrollo humano y académico, en busca de la excelencia.

  Líderes capaces de desarrollar al máximo los talentos de las personas, tratando de resaltar las cualidades positivas de los alumnos a los cuales educa, para alcanzar la excelencia académica y humana.

perfil_docentePromotores del desarrollo físico, de los deportes, de las actividades culturales.

  Justos y equilibrados, conscientes de la responsabilidad que encierra la labor educativa.

  De una sólida formación académica y profesional. conocedores de las Leyes y Normativas legales que rigen nuestra ciudadanía.

  El manejo práctico del idioma castellano como herramienta insustituible para el pleno dominio de la comprensión, la expresión y la comunicación.

  Conocer y comprender a los alumnos, el ambiente en el cual se desarrollan, sus aptitudes, actitudes, habilidades, capacidades y limitaciones, aficiones y pasatiempos. ¿Cómo es? , ¿Cómo se siente?, para favorecer su desarrollo en armonía y respeto.

  Dominar los contenidos programáticos (procesos, objetivos y experiencias), así como la metodología, actividades y recursos correspondientes, la planificación y evaluación escolar.

  Ser autocrítico y abierto a los cambios educativos.

  Armonizar y mantener la relación padre, representante, alumno, docente.

  Activar la capacidad de observación para conocer con mayor claridad la personalidad del alumno, y de esta manera poder establecer una relación con bases más ciertas de entendimiento y afinidad con nuestros muchachos y muchachas, sin que esto signifique vulnerar su privacidad.

  Poner en práctica permanente la justicia y la equidad con que debe llevar su relación con el alumno, debe prevalecer la orientación positiva y constructiva en el proceso formativo. El buen juicio y la mano izquierda, deben ser herramientas recurrentes para situar y considerar diferencias individuales para valorar y aplicar a cada caso toda la información de que dispongamos. Mostrarse con la suficiente confianza, apertura, flexibilidad, y sindéresis para entenderse y entender a su interlocutor.

  Practicar el cariño, la confianza, la coherencia y la convicción como supuestos insustituibles para que el docente pueda lograr en sus alumnos una educación en valores.

  Ejercer actividades comunitarias en favor del Proyecto Educativo, para formar personas libres, autónomas, competentes y capaces de ejercer un liderazgo a favor de nuestra Misión.

  Utilizar el diálogo, el discernimiento y la deliberación como formas concretas para la comunicación efectiva en nuestro entorno para la toma de decisiones compartidas y en consecuencia solidarias.